Historias Personales

Experimentar una enfermedad mental es con frecuencia una experiencia solitaria. Experimentar una enfermedad mental es con frecuencia una experiencia solitaria. Uno de cada cuatro adultos se enfrenta a un reto de enfermedad mental, lo que quiere decir que muchos otros comparten luchas, sentimientos y preguntas similares. Hay gente a la que le importa, que pueden entenderlo, y que quieren ayudar a otros a encontrar esperanza y empezar el camino a la recuperación.

Depende De Nosotros el hacer un cambio aquí, en el Condado de Riverside.  Vuelva a buscarnos pronto para aprender cómo otras personas reconocieron que tenían un problema de salud mental, conocer a las personas y los recursos que les dieron apoyo y cómo les va ahora.

  • La historia de Cristine

    "A la edad de 3 años Anthony había estado en 10 escuelas pre-escolar. Le diagnosticaron la primera enfermedad y yo no quise aceptarlo. Ahora soy compañera de padres y les brindo mi ayuda para que puedan encontrar la ayuda que necesitan y no se sientan solos.”

  • La historia de Nancy

    "Sabía que necesitaba ayuda, pero sentía que eso era como regresar al pasado y ya no quería tomar medicamento."

  • La historia de Ashley

    "Hoy soy una mujer que lleva seis años libre de vicios, y como tal, no me desanimo fácilmente."

  • La historia de Rachel

    "Pensé que el comportamiento energético de Marcellino era típico de un barón. Nunca imagine que lo diagnosticarían con ADHD. Me sentí sola y confundida. Después de encontrar apopyo sentí que se había calmado la marea. Ahora estamos listos para la próxima…”

  • La historia de Viki

    "Upon meeting me, you probably wouldn't assume that I had challenges with emotional eating. In all honesty there was a time I weighed 298 pounds."

  • La historia de Anthony

    "No debe dar vergüenza pedir ayuda. Allí habrá alguien que te levante y que caminará contigo hasta que puedas caminar solo y encuentres tu propia voz.”

  • La historia de Javier

    "Al conocerme, probablemente no supondrías que yo tenía problemas de comer compulsivamente... bueno, para ser sincero, hubo un tiempo en que pesaba 298 libras.”

  • La historia de Joshua

    "Al empezar la recuperación y vivirla cada día, fui capaz de conseguir las cosas que la gente había dicho que nunca tendría y hoy creo que cualquiera es capaz de hacer cualquier cosa.”

  • La historia de Paula

    "Si hay una cosa que quisiera decirle a algún veterano, a uno de mis compañeros de batalla, es que hace falta coraje para pedir ayuda y está bien pedir ayuda."

  • La historia de Chris: Por Miedo

    “Si hay una cosa que quisiera decirle a algún veterano, a uno de mis compañeros de batalla, es que hace falta coraje para pedir ayuda y está bien pedir ayuda.”

  • La historia de Doug: El Viaje de un Soldado

    “Si hay una cosa que quisiera decirle a algún veterano, a uno de mis compañeros de batalla, es que hace falta coraje para pedir ayuda y está bien pedir ayuda.”

  • La historia de Brandi: Retirado mi numero

    “El dolor empezó a motivarme para tener éxito y cuidar los síntomas de mi diagnóstico de salud mental y para mantenerme limpio un día a la vez.”

  • La historia de Christopher: Nuestro viaje a un nuevo mundo

    “El 7 de Mayo 2002 todo mi mundo cambió. Christopher era un bebé precioso. Empezó a caminar y decir palabras temprano, pero gradualmente mi hijo iba cambiando.”

  • La historia de Sandy: Ojos Perdidos en un Sueño

    "Siempre quise ser la mejor, la primera, y ahora sé que soy la mejor.... la mejor en conocerme a mí misma."

  • Pedro y Jose: La Recuperacion Empieza con Amor

    "En el centro de mi viaje con la enfermedad mental estaba el amor de mi familia y su fe. Nunca dejaron de creer que podía mejorar."

  • La historia de Lydia: Canción del Gemido del Corazón

    "Sin previo aviso ni una historia anterior, empecé a alucinar y a escuchar voces... El baile, los amigos, los medicamentos, los terapeutas y las agencias compasivas me ayudaron a crear un nuevo comienzo."

  • La historia de Mario: Otra oportunidad

    "Mis ojos y mi mente se abrieron cuando aprendí que el dicho "una vez que eres adicto eres adicto para siempre" era mentira. Se me dio poder para creer en mí mismo y en que la responsabilidad de mi recuperación era mía.”

  • La historia de Michael

    "El revelarme como un hombre homosexual fue recibido con aceptación y amor incondicional por la mayor parte de mi familia, pero la enfermedad mental no era algo de lo que hablábamos."

  • La historia de Debbie: La Caja

    "Conforme la recuperación se fue convirtiendo en mi realidad, el ayudar a otros se convirtió en mi meta. Ese dar a otros me ha permitido sentirme bien conmigo misma ... Me ha dado la esperanza de un mañana mejor."